La gimnasia de la que nadie habla

¿Alguna vez te has planteado ejercitar los músculos de la cara? No, ¿verdad? Queremos abdominales pero cuando se trata de tonificar el rostro, lo primero que hacemos es recurrir a las cremas. Puesto así no tiene demasiado sentido, ¿no?

Nuestro rostro y cuello tienen 57 músculos que se contraen 15 mil veces al día. Nos reímos, nos enfadamos, lloramos, gesticulamos y todo esto tiene un efecto. Mucha gente recurre al botox para reducir el movimiento de la cara pero el tema no es no expresarnos, sino lograr tener la musculatura de nuestro rostro a tono para así ralentizar el proceso del envejecimiento.

¿Qué es la gimnasia facial?

La gimnasia facial consiste en realizar gestos repetitivos con los músculos de la cara usando las yemas de los dedos, las palmas de las manos o un utensilio como la piedra Guasha o el rodillo de Jade de manera a generar una mayor resistencia y ejercitar los músculos faciales de una forma más intensa.

Si lo analizamos desde un punto de vista más técnico, lo que realmente hace esta gimnasia es favorecer la composición y la tensión de las fibras de colágeno que las recubre. Esta sobreproducción de elementos de la matriz extracelular de la piel interviene directamente en la prevención del envejecimiento prematuro. Potenciar la musculatura que se encuentra en planos más profundos de la piel permite que se consiga mayor firmeza. Además, este tipo de gimnasia ayuda a la circulación de la linfa, un líquido que circula por el sistema linfático humano que está lleno de toxinas, desechos, bacterias y todos los parásitos que entran en nuestro cuerpo a lo largo del día con alimentos, aire contaminado, etc.

Beneficios de la gimnasia facial

Pero hablemos de sus beneficios concretos, que es lo que realmente nos interesa. Hacer gimnasia facial puede ayudarnos a:

  • Relajar la expresión y disminuir la tensión que se crea cuando forzamos ciertos gestos
  • Activar la circulación sanguínea – lo cual hace que la piel reciba una mayor concentración de nutrientes y pueda regenerarse con mayor facilidad
  • Relajar áreas de alta tensión muscular como son la zona frontal, interciliar (entre las cejas), periocular, bucal, labial superior y cérvico-clavicular (principalmente, el cuello)
  • Hacer que la piel reciba una mayor nutrición, y aumentar la regeneración celular
  • Prevenir el envejecimiento, gracias a la activación del metabolismo de la piel
  • Tonificar la musculatura y oxigenar la piel, fomentando la eliminación de sustancias tóxicas
  • Disminuir la tensión muscular en la frente, la zona ocular, la mandíbula y el cuello
  • Fomentar la rehabilitación en procesos de parálisis neuromuscular facial

¿Qué tipos de ejercicios puedo hacer en casa?

A pesar de que cada vez existen más ‘gimnasios’ especializados en gimnasia facial con profesionales que se dedican a ello, la realidad es que igual que puedes hacer gimnasia en casa siguiendo un vídeo de YouTube, también lo puedes hacer con tu cara. 

Este vídeo de Isasaweis nos explica qué pasos seguir si quieres practicar la gimnasia facial en casa:

Artículos relacionados

Un verano Becasan Nature

Este verano, venimos cargaditos de novedades. Cestas de cerámica, bandejas con forma de camión de los helados... Si eres fan de nuestros productos, estos no te los puedes perder.
Leer más

Sácale partido a tu esponja de Konjac

Seguramente no sea la primera vez que hayas oído hablar de la cosmética coreana. Pero, ¿y de la esponja konjac? ¿Alguna vez habías oído hablar de este tipo de esponjas? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta clásico coreano.
Leer más

4 sencillos pasos para mejorar cualquier día

Con todo esto de la obsesión por la productividad, parece que si no te levantas a las 5 de la mañana, haces deporte, lees, meditas, te haces un smoothie y exfolias tu cuerpo de pies a cabeza, no estás aprovechando bien el tiempo. Pero la realidad es que a veces lo más simple, es lo más efectivo.
Leer más